Mi perro me está haciendo reaprender

Mar 17
< 1 min read
Lo que no sabe él es que, además de cariño y alegrías, Luka me está devolviendo a poder mirar una materia con la mirada fresca. Tener que enfrentarme a un contexto completamente nuevo, tener que aprender a base de probar y observar reacciones.

Desde hace poco más de una semana, tenemos un nuevo miembro en la familia: Luka, un pug de poco más tres meses.

Desde el primer momento he querido dar a Luka lo que hace falta para que tenga una buena vida. Y parte de ello pasa, entre otras porque sea un perro bien educado, equilibrado.

Yo me he criado siempre con perros en casa, pero la verdad es que no sabía nada a nivel formal de cómo educar a un perro. Empezar a educar a Luka me está llevando a leer varios libros sobre educación canina, cómo perciben los perros las señales, sus necesidades emocionales y algún otro material.

Así, por supuesto, sigo los consejos e indicaciones de adiestradores en positivo. Pero mucho de ello es entender a tu perro, ver cómo reacciona a cada estímulo o técnica y adaptar.

Lo que no sabe él es que, además de cariño y alegrías, Luka me está devolviendo a poder mirar una materia con la mirada fresca. Tener que enfrentarme a un contexto completamente nuevo, tener que aprender a base de probar y observar reacciones. Volver a la actitud de experimentación en un ámbito no laboral es increíble porque te mueve muchas fichas que ya creías tener muy bien colocadas en el tablero.

Luka me está ayudando a volver a repasar lo más básico de cómo trabajar la agilidad.

Artículos relacionados

Mi perro me está haciendo reaprender

Lo que no sabe él es que, además de cariño y alegrías, Luka me está devolviendo a poder mirar una materia con la mirada fresca. Tener que enfrentarme a un contexto completamente nuevo, tener que aprender a base de probar y observar reacciones.

Ranas, cazos con agua y auto expectativas

Está bien tener planes y, desde luego, poner el estándar alto para no caer en la mediocridad. Lo que es igual de importante o más, es ser capaz de analizar esas expectativas con compasión tanto al establecerlas como al revisarlas.