Hazte un perfeccionista y condénate a sufrir

Adoptando una actitud perfeccionista, te condenas, desde la línea de salida, al fracaso y al sufrimiento.

La perfección es, para el ser humano, imposible por definición.

Si no entiendes quién y cómo eres. De qué pasta estás hecho, como ser humano que eres, nunca podrás estar en paz. Persigues un modelo que no pueden encarnar.

La ironía es que, jamás podrás ser tu mejor versión ignorando los límites de tu propia naturaleza.

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Artículos relacionados

Esencialismo

Esencialismo de Greg McKeown

En este libro aprenderás la propuesta del esencialismo. Una búsqueda continua para minimizar el ruido y maximizar el valor.