El método Zettelkasten … – Sönke Ahrens

Libro método Zettlekasten
El método Zettelkasten
Cómo tomar notas de forma eficaz para impulsar la escritura y el aprendizaje de estudiantes, académicos y escritores de no-ficción
Sönke Ahrens
Este libro te enseñará cómo utilizar el método Zettlekasten para capturar notas, pensar mejor y generar nuevos contenidos de forma iterativa e incremental.

Todos los proyectos intelectuales empiezan con una nota

Sönke Ahrens

El método Zettlekasten es un sistema de gestión del conocimiento. Pero también es una metodología para crear, clasificar y procesar ideas de manera continua de forma que facilite el entendimiento de conceptos, la generación de nuevas ideas y materiales.

Es pasar de subrayar lo que es importante, a trabajar con todo lo anotado para crear algo nuevo.

No voy a explicar cómo se utiliza el método paso por paso porque esto es lo que hace muy bien el libro. Sólo comentaré que se trata básicamente de tomar notas de ideas atómicas, que se van relacionando y trabajando continuamente. El procesado activo de esas ideas nos ayuda a crear nuevos materiales, lineas de pensamiento, aclarar ideas … etc. Las ventajas y resultados son muy variados.

En la era del boom de los sistemas de PKM (Personal Knowledge Management) o de Gestión Personal del conocimiento, el método Zettlekasten y algunas variaciones de él, están desarrollando mucha tracción.

El método Zettlekasten fue utilizado inténsamente por el sociólogo alemán Niklas Luhmann, quien llegó a producir gracias a este sistema (y sus 90,000 fichas), más de 70 libros.

Creo que son un libro y un método fantásticos no sólo para académicos.
En mi opinión, para trabajadores del conocimiento o cualquier persona en busca continua del aprendizaje.

En este caso y antes de pasar a destacar algunas ideas que he econtrado destacables en el libro, quiero hacer una mención especial a la traductora de la versión española del libro (la que yo leí), Guía Carmona, que fue super atenta respondiendo en Twitter a algunas de mis preguntas después de leer el libro.

Nadie crea empezando de cero

Tal como explica Sönke Ahrens desde el inicio del libro, nadie crea realmente de cero una obra académica, un artículo o una línea de pesamiento.

El error que muchas veces se comete, es buscar un tema y luego empezar a recopilar información para seguir las lineas de desarrollo que queremos plantear. Esto, además de tedioso y poco eficiente, es un método mucho más limitado.
Tiene mucho más sentido trabajar a partir de lo que ya se tiene. Temas que ya conectan, conceptos que podemos haber capturado a través de lecturas anteriores y pueden estar conectados.
Dejar que el desarrollo y los enlaces surjan de abajo a arriba. Que la estructura sea emergente y no impuesta por una decisión que tomemos al inicio del proceso.

A través del método Zettlekasten, la idea que los temas a trabajar emergen de la conexión de las ideas. Al observar las conexiones que se han creado, podemos observar núcleos de interés. Según vamos enlazando conceptos en el Zettlekasten, nos vamos respondiendo preguntas, encontramos ideas que dan un nuevo enfoque a conceptos que vamos econtrando … etc.
La ventaja es dejar que sean esas conexiones que vamos encontrando las que nos digan los hilos de los que podemos tirar para generar un nuevo texto, desarrollar una nueva teoría o rebatir un argumento.

Cómo tomar notas

Hay dos puntos que parecen muy importantes a destacar cuando hablamos de cómo tomar notas de manera eficaz.
Cuando lees un texto, escuchas una conferencia o recoplias conceptos de la fuente que sea, se suele aceptar el argumento del autor y seguirlo de principio a fin. Pero lo verdademente enriquecedor es pensar en términos de creación y no sólo de consumo.

Para ello es muy importante leer con ciertas preguntas en mente, buscar relaciones con temas que ya conocemos, buscar patrones, etc. Y es con las notas que responden a eso que vamos buscando, que alimentaremos nuestro sistema.

También es muy importante que esas ideas sean atómicas y autocontenidas. No elaborar las notas como largos textos, eso lo podremos hacer después a través de ellas, sino que cada nota exprese una sola idea. De esa forma podremos realmente relacionar conceptos individuales de una manera óptima. Porque si cada nota representa más de una idea ¿cómo vamos a seguir el hilo de relaciones a través de ese sitema? ¿Cómo identificamos cuales son realmente los puntos que nos llevan hacia un lado y otro de nuestro desarrollo?

La escritura como herramienta de aprendizaje

No se puede pensar sin escribir

Luhmann 1992

Cuando realmente queremos aprender, hay varias cosas que son importantes. Una de ellas es ser capaz de exponer el tema con nuestras propias palabras.
Al escribir, nos obligamos a elaborar el argumento en lugar de copiar y pegar. Necesitamos hilar ideas, comprobar que realemente entedemos los conceptos o no seremos capaces de seguir un hilo coheretente.

Cuando escribes, tienes que tirar del hilo de tu propio pensamieneo

Como argumenta Ahren, tanto Richard Feyman como Benjamin Franklin nos hablan con énfasis de cómo, a través de escribir es más probable que podamos recordar y argumentar mejor acerca de lo leído.

Una estructura externa puede ayudarnos a pensar mejor


En la mente es más fácil dejar escapar las ideas y no ser muy meticuloso con los argumentos.

Si nos limitamos a pensar y no a desarrollar por escrito, es más fácil no ser crítico con las ideas, vago en los razonamientos, no tenemos a mano todos los recursos para contrastarlas … etc
Además existe un sesgo que nos hace dar más valor a las ideas que tenemos más frescas en la mente, mientras que el Zettlekasten nos permite volver a notas más antiguas, contrastar opciones o revisar nuestras ideas antiguas para ponerlas en contextos nuevos.
Esto no es posible, o al menos muy complicado, hacerlo si nos quedamos trabajando sólo al nivel de pensamiento.

Es ahí donde necesitamos el apoyo de una estrucutura extrena que nos resulte familiar y confiable. Para utilizarla como apoyo para sobrepasar las limitaciones que el funcionamiento de nuestra mente nos impone.

El hábito de procesar ideas


El procesar las ideas deber ser algo que hagamos de manera regular.

Mucha gente cae en la mala costrumbre de capturarlo todo pero nunca hacer nada con ello. Es como un síndrome de diógenes de la captura de ideas.

El método de trabajo que propone el método Zettlekasten supone más bien ir rumiando de manera progresiva las ideas a las que tenemos acceso.
Si lo hacemos, tal como se nos indica, con pequeños fragmentos y de manera que revisemos ideas de manera constante podemos desechar notas que ya no nos sirven por su temporalidad o función, dar un nuevo valor a notas antiguas o encontrar sorpresas en las conexiones que nos abran caminos nuevos.

Referencia:
Ahrens S. How to Take Smart Notes: One Simple Technique to Boost Writing, Learning and Thinking: For Students, Academics and Nonfiction Book Writers. CreateSpace; 2017.
Comprar el libro
Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp